Franz Mesko: “No están los tiempos para quedarse callado”

Por Gabriela Álvarez / Foto: Carlos Muller

En la escena actual musical chilena, Franz Mesko es un saxofonista reconocido no sólo por estar en diversidad de proyectos, sino por llevar adelante un proyecto solista en el que ha logrado unir voces provenientes de estilos que abarcan desde el soul al hip hop.

A casi 2 años de haber lanzado su destacado álbum “Técnica mixta” se presenta en el ciclo de Holojazz y de entrada aclara que no es el único músico “del jazz”, que experimenta con el rap. “Está Nicolás Vera, Valentino Baos, y Cristian Gallardo, solo por mencionar algunos”, comenta.

“Por otro lado, no creo en el ser músico como una militancia. La música para mí, es una sola, y para ejercerla es necesario tener vocación y querer aportar, no solo lucrar, o desarrollar la música solo bajo aspectos técnicos. La música, por la música, ni por ti, ni por mí, ni por él. No están los tiempos para quedarse callado”.

Es por eso que esta entrevista resulta necesaria para entender por qué un músico como Franz está presente en el ciclo “La voz: rostro invisible”. Es pues sin duda, el instrumento que convoca voces, pero que no por eso quedará recluido a un plano secundario. Sino todo lo contrario.

Apuntarle como uno de los pocos músicos que cumple con esas características es sólo provocarle para que plantee con humildad que el protagonista no es él. “Actualmente la música chilena, ha avanzado mucho en el desprejuicio, y en nuevas sonoridades – conformaciones musicales, por lo demás con un muy buen resultado a mi parecer. Creo que esas posibilidades de desarrollo ya están ocurriendo, y van por muy buen camino”.

No sólo se trata de ser ecléctico, en tu caso hay un aporte muy importante a la hora de trabajar con distintas voces en tu proyecto personal. ¿Cómo se fue dando esa curatoría y qué aprendizaje hay en lo personal al incluir a cantantes de estilos tan diversos?

La curatoría se dio gracias a la música. Después del proceso de composición, y al decidir invitar a una voz al tema, me di el tiempo de escuchar mucho la maqueta y pensar, qué voz y qué “mente”, era la adecuada para el tema. Como aprendizaje, tomo eso de descubrir personas que se dedican a la música, que viven y desarrollan su trabajo musical, sobre otras cosmovisiones musicales, lenguajes o, como se dice erróneamente a mi parecer, “estilos”. También se trata de personas que han dejado esa frontera, y valoran el trabajo que he hecho, y han aceptado el trabajar en Técnica Mixta felices, yendo a los shows, a ensayos y todo eso, y me refiero a personajes connotados, que para mí son muy relevantes dentro de la música chilena, con los cuales me siento muy honrado en poder compartir la música, lo que también ha abierto el campo de auditores de técnica mixta, haciendo que el trabajo se mueva y se escuche cada vez más.

¿Cómo ha sido para tí el estar tan involucrado en proyectos destacados del pop?

 Ha sido un aprendizaje tremendo. Sea en el circuito musical que sea, es una oportunidad para seguir profesionalizándose y aportar musicalmente en otras áreas, roles o grupos musicales.

Tu disco y participaciones con cantantes te sitúa en una especie de liderazgo pocas veces visto desde el rol de un saxofonista. ¿Cuál es tu experiencia con la voz, y también con la “voz” de tu instrumento?

Siempre escuché a mi madre cantando, en sus presentaciones folklóricas, o con la música que sonaba en casa. Cuando chico igual canté un poco, siendo después una práctica poco habitual en mí, hasta hace algunos años. El tocar saxofón tiene mucha relación con el canto, en cuanto a la técnica de respiración y, sobre todo, en la colocación para ejecutar cada registro. Por esto mismo, creo que el sonido del saxofón es muy cercano a la gente, teniendo la capacidad de llegar a los rincones emotivos de cada persona, como una voz, que se comunica sin palabras.

¿Es posible fomentar una escena más mixta, con cabida para distintas voces? Si es así, ¿cómo la imaginas?

Creo que la cabida para diferentes músicos y cantantes se está abriendo, está ocurriendo justo en este momento. Junto con hartos músicos estamos creando y renovando instancias para que eso ocurra, haciendo música sin estilos, y con ánimos de compartir y colaborar con diferentes y variados artistas. ¿Cómo me imagino esto a futuro? la verdad no sé cómo siga esto, pero en el presente está increíble. Se ha armado un movimiento muy nutrido.

Ya van a ser 2 años de haber sacado tu último disco. ¿En qué estás o qué se viene ahora?

Actualmente me encuentro trabajando en mi próximo disco Técnica Mixta 2, donde sigo también, con la mixtura de música e invitados. Espero que salga por pronto, no me atrevo a dar fecha, pero pronto.