Por Saulo Garrido. Sobre la ciudad hay dos visiones: una miope y otra especular. La primera es simple y niega su otra mitad, es decir, su reverso o lado oscuro. Desea ser sólo espacio de luz, sin orillas. La otra es compuesta y asume su reverso...